Síntomas para sospechar que se padece RI

Cuando se padece resistencia a la insulina, existen ciertos síntomas que nos guían para hacernos sospechar que así es. Tales síntomas pueden ser:

• Aumento de la sed

• Micción copiosa (orinar con mas frecuencia de lo normal). Éstos dos síntomas evidencian el estado prediabético en el que nos pone el SOP. En el caso de los diabéticos, el aumento de la sed y de la orina son síntomas de que se está produciendo una cetoacidosis diabética. No digo que ocurra lo mismo en el SOP, sino que son síntomas que se comparten, aunque de gravedades completamente diferentes. Se evidencia con ésto la relación SOP-prediabetes.

• Incremento del apetito. Cuando generamos resistencia a la insulina, nuestras celulas no reconocen la insulina y entonces, cuando comemos, nuestras células no incorporan el azúcar (su “gasolina” para funcionar) y ocurren varias cosas: por un lado se acumula el azúcar en el torrente sanguíneo, por otro lado, al detectar el cerebro que no se ha asimilado el azúcar, manda al páncreas que genere más insulina, y por otro lado, como nuestras células no se alimentan, estamos más cansadas y encima tenemos más hambre.

• Fatiga, íntimamente relacionado con el punto anterior. Como no se metaboliza el azúcar, no se recargan fuerzas y la sensación de fatiga es habitual en los casos de SOP.

• Falta de concentración, por falta de energía en las células (azúcar)

• Visión borrosa (hipoglucemia)

• Pérdida o aumento de peso sin explicación

• Curación lenta de cortes y heridas en algunos casos.

Fuente: foro del zocalo

Causas para desarrollar RI

Existen factores genéticos y factores externos como son la obesidad y el sedentarismo. Alrededor de un 50% de los obesos presenta resistencia a insulina.

Factores de riesgo para las anomalías de glucosa en la sangre o causas de la Resistencia Insulínica

• Predisposición genética

• Antecedentes familiares (hermanos o padres con resistencia a la insulina o con diabetes tipo 2).

• Sobrepeso u obesidad (índice de masa corporal alto)

• Acumulación abdominal de grasa, o “michelines”

• Estilo de vida sedentario (escasa actividad física)

• Origen étnico afroamericano, hispano, asiático americano, isleño del Pacífico o nativo americano

• Antecedentes de diabetes gestacional durante el embarazo.

• Otros signos del síndrome de resistencia a la insulina (p.ej., hipertensión arterial, dislipidemia)

• Pruebas anteriores que hayan mostrado resistencia a la insulina, alteración de la tolerancia a la glucosa o hiperglucemia

• Antecedentes de síndrome ovario poliquístico

Fuente: Foro del zócalo

¿Cómo diagnosticar la RI? Tabla de valores de referencia.

¿Cómo se diagnostican la resistencia a la insulina ?

La resistencia a la insulina debe diagnosticarse mediante la medición de los niveles de insulina ( los niveles de insulina de ayuno) sola, o con una prueba de tolerancia a la glucosa más insulina. 

 ¿Qué es la prueba de tolerancia a la glucosa (GTT) y cuáles son los valores normales? 

Una prueba de tolerancia oral a la glucosa se hace para examinar la capacidad del cuerpo para procesar azúcar.

 La prueba comienza con una toma de sangre por la mañana después del ayuno de al menos 8 horas, (pero menos de 16). El paciente entonces bebe una botella de una bebida especial preparada con 75 gramos de glucosa (azúcar). Existe alguna variación en cuantas tomas de sangre se hacen. En mi caso, me extrajeron sangre en ayunas, y después en intervalos de 30 minutos, por un lapso de tiempo de 2 horas. Como iban a ser 5 pinchazos y yo soy un poquito angustias, pedí que me pusieran una vía y con un sólo pinchazo me apañaba ;)

 Los valores normales son: 

Prueba de Tolerancia a la Glucosa – Valores de Glucosa e Insulina
Tiempo Valores normales de Glucosa Valores Normales de Insulina Qué significan los Resultados
Ayuno < 126 mg/dl < 10 mUI/ml Los resultados normales de glucosa son de 70-90, 111 o por encima es alterado, 126 o por encima es diabético. Los niveles de insulina por encima de 10 en ayunas muestran resistencia a la insulina.
1/2 hora < 200 mg/dl 40 – 70 mUI/ml Una respuesta de glucosa verdaderamente normal no excederá de 150.
1 hora < 200 mg/dl 50-90 mUI/ml Algunos quieren disminuir el umbral inferior de glucosa a 80 para demostrar resistencia a la insulina, o un nivel 5 de veces el nivel de ayuno (i.e. nivel de ayuno de 11 seguido por nivel a 1 hora de >55).
2 horas < 140 mg/dl 6-50 mUI/ml Una respuesta de glucosa verdaderamente normal es 110 o menor. Insulina >60 es RI.
3 horas < 120 mg/dl    
4 horas < 120 mg/dl    
 Para obtener un resultado fiable, un paciente debe estar en buena salud (ni siguiera con resfriado), y el nivel de ayuno debe hacerse sin tomar nada, sólo agua por la boca – no fumar, no medicamentos, no café, no chicle, no pasta de dientes etc. – por 8-16 horas antes de la prueba

 

Fuente: foro del zocalo y aportación propia

¿QUÉ ES LA RESISTENCIA A LA INSULINA?

La insulina es una hormona producida por el páncreas, y ayuda a que los azúcares obtenidos a partir del alimento que ingerimos lleguen a las células del organismo para suministrar energía. Sólo se mantiene activa en la sangre durante períodos cortos (menos de 15 minutos), y en caso necesario por un problema metabólico, se regenera su producción y a la larga, puede agotar al páncreas y dejar de producirse.

Para que nos entendamos, la insulina es la hormona que manda la señal a las células corporales para que sean receptivas al azucar q entra en los alimentos cuando comemos. Cuando generamos resistencia a la insulina, nuestras células no reconocen la insulina y entonces, cuando comemos, nuestras celulas no incorporan el azúcar (su “gasolina” para funcionar) y ocurren varias cosas: por un lado se acumula el azúcar en el torrente sanguíneo, por otro lado, al detectar el cerebro que no se ha asimilado el azúcar, manda al pancreas que genere más insulina, y por otro lado, como nuestras células no se alimentan, estamos más cansadas y encima tenemos más hambre. A la larga, esta situacion genera un colapso en el páncreas, que deja de producir insulina y es la conocida y temida diabetes.

La diabetes tipo 2 es una enfermedad progresiva que causa un declive gradual de la sensibilidad y producción de insulina. Pueden pasar años e incluso décadas hasta que la resistencia a la insulina leve progrese a diabetes plenamente manifestada, y muchas personas nunca llegan a tener diabetes declarada (evidente mediante criterios clínicos).
Quienes tienen diabetes tipo 2 a menudo pueden tratarse con modificaciones de la dieta, más ejercicio, pérdida de peso y medicamentos por vía oral (metmorfina), y por lo general no necesitan inyectarse insulina.

Fuente: foro del zocalo y aportación propia.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.